Golfredo Dávila: Los trabajadores y el cambio político


Hoy todo el mundo exclama ¡esto no lo aguanta nadie! Es una tragedia que envuelve a todos los sectores de la sociedad, pero sin duda, los trabajadores son los más golpeados, allí no se discrimina a nadie, todos están pasando hambre y penurias, por ende son los más interesados en que haya un cambio político en el país. 

La sobrexplotación abarca a cualquier rama, al trabajo manual e intelectual, a los obreros calificados o no, a los profesionales o los de la economía informal. Con el cuento de la guerra económica y las amenazas del imperio, este régimen le declaró la guerra al pueblo y de paso con una crueldad inusitada, al impedir la ayuda humanitaria; tratan de ocultar que el modelo retrogrado, la corrupción y la incapacidad para gobernar, son la causa de la actual hecatombe. Además, tienen el descaro de autodenominarse obreristas y de izquierda. 
Su extravío del socialismo, expresa ignorancia del marxismo y estafa al mismo tiempo, en tanto que su actuación es antagónica a todo ese legado teórico. No es lo mismo un Estado dueño de todo o estatocracia salvaje, que sociabilización de los medios de producción. A semejanza de la experiencia histórica de aquellas dictaduras que actuaron en nombre del socialismo, la equitativa distribución de la riqueza y la consigna de todo el poder para los trabajadores,  fueron convertidas, en la práctica, en una entelequia. Es el mismo guión, cúpulas que se instalan en el poder para concentrar los capitales y sobreexplotar a los trabajadores. 
Echaron por tierra aquellas tesis de Marx, de construir una sociedad superior a la capitalista, con un vasto proceso de producción nacional controlado por los trabajadores, pues lo que hacen es controlar a los trabajadores y arruinar al país; su discurso sobre la economía endógena, se convirtió en un imperio endógeno, en el cual se cometen atrocidades en todos los ámbitos, se conculcan derechos laborales, se destruyen los sindicatos, la inflación más alta del mundo y el salario más bajo; elevado desempleo y trabajo esclavo y para colmo cierra los caminos del cambio.

Cambiaron la propuesta de una economía en armonía con la naturaleza, por la depredación del ambiente, tal cual sucede con el proyecto del Arco Minero del Orinoco; la solidaridad internacional por sumisión y entrega, hoy somos menos soberanos que antes, prueba de ello, la entrega como nunca de nuestras riquezas al capital transnacional, la obediencia político-administrativa a los cubanos, los nocivos acuerdos con el imperio chino, la erogación de parte importante del presupuesto nacional para pagar deuda externa ilegítimamente contraída. 
Son razones que obligan a los trabajadores a presentar una propuesta de cambio, que pueda ser impulsada por un Gobierno de Unidad Nacional, que siente las bases para el desarrollo del país, que se centre en la defensa del presupuesto familiar y de la producción nacional; que restablezca la democracia y la institucionalidad, que promueva la participación ciudadana, la inclusión social y política y que respete los derechos humanos. Un gobierno con protagonismo de los trabajadores, que frene la inflación, que garantice la autonomía del BCV e impida la emisión de dinero inorgánico y frene la especulación financiera; que garantice un salario suficiente como lo reza la CRBV y empleo decente; que reduzca el IVA; que restablezca el diálogo tripartito, la seguridad social, la contratación colectiva y la libertad sindical; que ponga en marcha un plan de infraestructura, de energía y del sector agrícola; que garantice seguridad alimentaria y ciudadana. Para cumplir ese plan hay que rescatar PDVSA y la CVG; recuperar los capitales sustraídos a través de la corrupción; refinanciar la deuda externa; reducir al mínimo el gasto militar y los gastos del gigantesco aparato estatal y del servicio exterior, además de revisar todos aquellos convenios internacionales desfavorables a nuestra economía.
Golfredo Dávila, Secretario General Vanguardia Popular Zulia

ARTÍCULOS RELACIONADOS

0 comentarios:

Por favor deja aquí tus comentarios o sugerencias: